Kiddy Fun

¡Juegos, juguetes, diversión!

El nuevo BB8 encantará a los niños

Casi 40 años después de conocerlo, el androide R2D2 va a ser relegado a un segundo lugar. Hasta ahora no había otro robot de Star Wars más conocido y más querido como R2D2. Era la estrella absoluta de la saga y todos lo adorábamos.

Bien, pues esto está a punto de cambiar, concretamente cuando la película “El Despertar de la Fuerza” aparezca en las pantallas del cine.

El nuevo BB8 encantará a los niños

La culpa la tiene el nuevo androide que aparece en ella. Su nombre es BB8.

Lo mejor de todo es que no hace falta esperar a que se estrene la película para disfrutar de este nuevo personaje y familiarizarnos con él, porque gracias a Sphero, podemos tener una copia idéntica de BB8 en nuestra propia casa.

Yo ya lo tengo en mi casa y llevo apenas unas semanas jugando con él, y os tengo que decir que de todos los juegos y juguetes de Star Wars que tengo (que no son pocos), este es el primero con el que siento que tengo algo real de la saga. A diferencia de los sables de luz, que aunque estaban muy bien y te entretenías un rato no eran obviamente realistas, sino un tubo de plástico con luz y sonido, con el robot BB8 no tengo esa sensación.

El juguete de Sphero se mueve como el auténtico, emite sonidos como el de verdad, e incluso retransmite mensajes holográficos (con trampa, pero lo hace). Hay que decir que el anuncio de este robot tiende a mostrarnos un robot más inteligente de lo que realmente es, pero aún así es un producto muy bueno y de calidad.

A continuación os cuento mis impresiones de este producto:

  • Desempaquetado. La caja, aunque es de cartón, es muy sólida y en mi caso no está nada abollada. El robot está muy protegido por la espuma y el plástico que lo recubre, al igual que la base, por lo que es muy complicado que puedan sufrir algún daño en el transporte. Creo que este empaquetado es todo un acierto.
  • Tamaño. Estamos ante una pequeña réplica del androide BB8. El robot es exactamente igual que el bb8 del cine pero en un tamaño más reducido. Tiene unas medidas de 10 x10 centímetros, así que podemos cogerlo perfectamente con una sola mano y transportarlo fácilmente de un sitio a otro.
  • Diseño. Se compone de un cuerpo esférico y una cabeza de plástico duro con decoraciones en colores naranjas y grises idénticas al original.
  • Carga: Para cargar la batería del BB8 hay que colocarlo correctamente sobre su base. No tiene ningún puerto USB ni enchufe (que arruinaría su aspecto y su capacidad para rodar), la carga es mediante inducción. Mientras se carga sus 3 luces empiezan a parpadear hasta que esté completamente cargado. Una carga completa tarda 3 horas y nos da 1 hora de batería.
  • Aplicación. Para poder manejar y jugar con el robot es imprescindible descargarnos su aplicación en nuestro smartphone o tableta (con sistema operativo iOS o Android, creo que Windows Mobile estará disponible en un futuro).
    Es recomendable que antes de compraros el robot vayáis a la página web de Sphero y consultéis la compatibilidad de vuestro dispositivo, sobre todo si es Android, ya que hay una lista de requisitos que tienen que tener estos dispositivos. Después podemos ir al Play Store y comprobar si podemos descargarnos la aplicación requerida.
  • Conexión. Para conectar nuestro dispositivo con el robot necesitamos habilitar el Bluetooth de nuestro teléfono. Una vez habilitado, la conexión será automática.
  • Funciones. Puede explorar de una forma autónoma la habitación, hacer movimientos preprogramados e incluso responder a comandos de voz. Podemos manejarlo nosotros y hacer que vaya donde queramos. Se puede controlar la velocidad y la ruta que ha tomado.

BB8 con 3 modos de juego:

Modo patrulla: funciona de forma autónoma sin que le dirijas, y va rodando por toda la estancia. Al principio se chocará con los muebles que se encuentre, pero poco a poco irá aprendiendo donde están estos obstáculos y los evitará. Mientras anda puede emitir ciertos sonidos propios de su personaje.

Modo conducción: mediante la aplicación podremos dirigir al robot hacia donde queramos. Antes que nada deberemos de aprender a controlarlo que al principio puede resultar un poco complicado. Puede reconocer ciertos comandos de voz (de momento sólo en inglés) y obedecerlos.

Modo mensaje: mediante la aplicación podemos grabar un mensaje y visualizarlo en el dispositivo como si fuera holográfico mediante realidad aumentada.

  • Movimiento. BB8 puede rodar en cualquier suelo, tanto duro como alfombras suaves. Puede ir más despacio o más deprisa acelerándolo.
  • Durabilidad. Después de estar jugando con el unas semanas he de decir que se golpea frecuentemente con el mobiliario de casa. Algunos golpes han sido leves y otros fuertes, pero en ningún momento se ha roto o agrietado. Si que ha perdido la cabeza en alguna que otra ocasión, pero se la volvemos a poner y listo.
  • Sonidos. Los sonidos que emite provienen de la aplicación en vez del robot, ya que éste no tiene altavoces.
  • Instrucciones. Las instrucciones no son todo lo específicas que deberían ser. Son, básicamente, una tarjeta con un montón de imágenes, pero no es tan simple como parece.

Creo que es un producto de calidad que va a encantar a todos los fans de Star Wars. Ya sólo cuando empieza a sonar la música de La Guerra de las Galaxias se me empieza a poner la carne de gallina.

Sólo so diré que cuando lo recibáis sonreiréis de oreja a oreja como un niño con zapatos nuevos.